escritos políticos

Français    English    Italiano    Español    Deutsch    عربي    русский    Português

Entrevista a Gilad Atzmon
El respeto que me merecen los grandes medios de comunicación es cero

El saxofonista de jazz Gilad Atzmon tiene un blog en el que denuncia la política de Israel, su país de origen. No le da miedo expresar abiertamente lo que considera ser la verdad. Es impermeable al concepto de auto-censura. En esta entrevista habla del nulo respeto que le merece la prensa occidental. (*)

Silvia Cattori: Su análisis político, traducido a decenas de idiomas [1], llega a un amplio número de lectores en la web. ¿Para quién escribe exactamente?

Gilad Atzmon: Escribo sobre todo para mí mismo. Trato de entender el mundo que me rodea. Hace unos años empecé a comprender que hay mucha gente por ahí que también está interesada ​​en los pensamientos que elaboro, así que empecé a dejar que otras personas tuvieran acceso a mi destructiva mente calenturienta.

Silvia Cattori: En un momento en que la prensa ha tocado fondo, ¿es usted de esos que todavía siguen leyendo periódicos?

Gilad Atzmon: No. Llevo años sin comprar periódicos. Estoy interesado en el Oriente Medio y los medios de comunicación mayoritarios tienen muy poco que ofrecer en ese terreno. Probablemente el único experto que existe en los medios de comunicación británicos, y tal vez en los de habla inglesa, es Robert Fisk. Si quiero saber lo que está ocurriendo en el Oriente Medio me voy a "Counterpunch", "Information Clearing House", "Veterans Today ", "Rense.com", "Uprooted Palestinian", "PalestineTelegraph", "Palestine Chronicle", "Dissident Voice", "Uruknet", y otros sitios web fiables.

Nuestros sitios web y blogs independientes aportan mucha más información que los medios de comunicación mayoritarios. En conjunto proporcionamos una fuente de información en la que la gente puede confiar, y nos estamos convirtiendo rápidamente en la principal fuente de información. Veo cuánta gente visita mi sitio. Por ejemplo, si se produce una crisis en Gaza, el público quiere saber lo que sobre ella tienen que decir Gordon Duff, Ramzy Baroud, Alan Hart, Israel Shamir, Alex Cockburn y Ali Abunimah. El respeto que merecen los medios de comunicación mayoritarios es cero. Y si los medios de comunicación mayoritarios quieren sobrevivir más vale que se pongan las pilas rápido, pues de lo contrario están acabados.

Silvia Cattori: ¿La desinformación sobre Israel no estará motivada por el hecho de que los periodistas honestos son ellos mismos víctimas de la propaganda israelí?

Gilad Atzmon: Por lo que respecta a Gran Bretaña, no es ningún secreto que los mayores jaleadores de la criminal guerra de Blair contra Irak fueron periodistas como David Aaronovitch y Nick Cohen, que también escriben para la infame publicación sionista Jewish Chronicle. Supongo que estas personas ya han quedado desenmascaradas. Como suelo decir a menudo, "La marea ha cambiado".

Silvia Cattori: Estamos viendo cómo en los nuevos medios de comunicación alternativos comienzan a operar los mismos mecanismos de censura y control de la información. Cualquier persona cuyos puntos de vista son susceptibles de amenazar la agenda de los donantes es censurada. ¿No le parece triste?

Gilad Atzmon: Sí, es irritante, pero hasta cierto punto es lo que cabía esperar. No debe usted olvidar que toda forma de discurso supone en la práctica [instaurar] un nuevo conjunto de límites. Eso podría explicar por qué el artista es mucho más eficaz que el agitador marxista, o incluso que el académico: mientras que la tarea del marxista o el académico consiste en mantener los límites, la del artista consiste en presentar una realidad alternativa. Mi elección, obviamente, está clara: yo soy un artista.

Silvia Cattori: En su opinión, ¿es la prensa israelí más libre que nuestra propia prensa?

Gilad Atzmon: Curiosamente, la prensa israelí no es libre, pero aún es más abierta que los medios de comunicación occidentales. Pese a la censura, todavía está abierta a debates sobre ‘cuestiones judías’, y es notablemente más crítica con el Estado de Israel que The Guardian, The New York Times o incluso que el Socialist Worker. Por cierto, incluso el diario sionista británico The Jewish Chronicle (JC) es más abierto que The Guardian: fue en el JC donde leí una noticia sobre los incesantes esfuerzos de David Miliband por modificar las leyes británicas de jurisdicción universal.

Silvia Cattori: A pesar de la dureza de sus críticas contra Israel, el diario israelí Haaretz [2] o la cadena Arte no lo han censurado. ¿Es el exquisito músico de jazz o el contestatario israelí lo que despierta el interés de los medios de comunicación? ¿Indica eso que algo ha cambiado?

Gilad Atzmon: Supongo que las dos cosas. Puede ser que yo les resulte interesante de varias maneras, tal vez les ofrezco la oportunidad de expresar lo que ellos piensan exactamente en los puntos en los que a ellos les falta coraje para decirlo por sí mismos.

Sin embargo, el título de mi nuevo álbum es "La marea ha cambiado" [3]. Y algo está cambiando claramente, algo grande. Además, constato que cada vez más personas están empezando a reconocer que mis escritos son cada vez más influyentes. Cuando estoy de gira por todo el mundo doy muchas entrevistas y conferencias. También es cierto que tengo algunos enemigos que tratan de silenciarme constantemente. Hacen lo imposible por cancelar mis charlas y conciertos. Pero han fracasado una y otra vez. Todavía sigo incordiando, y no tengo la más mínima intención de dejar de hacerlo.

Silvia Cattori

(*) Un extracto de esta entrevista apareció en la revista suiza EDITORIAL

Traducido para Rebelión por LB (07.06.2011):
http://www.rebelion.org/noticia.php?id=129952

Enlace con el original en francés (20.04.2011):
http://www.silviacattori.net/article1661.html



[3El álbum "La marea ha cambiado", Gilad Atzmon & The Orient House Ensemble, 2011 (World Village).